Posts etiquetados ‘reflexiones para jovenes’


miedo a vivir¿Te ha ocurrido que por miedo no te atreves a comenzar una nueva etapa o dar un paso adelante?. Creo que eso es algo muy común cuando el temor se apodera de nosotros y dejamos que pensamientos de fracaso se adueñen de nuestros sueños. Tal vez, no te animas a salir de tu ciudad, a comenzar una carrera, a alejarte de una persona, a tomar una decisión definitiva o dar oportunidad a otras para que entren en tu vida, etc. y todo por miedo al fracaso, a caer, equivocarte, quedarte aparentemente solo (a) o sufrir.

No sólo debes dejar a Dios tus metas, sueños y anhelos, si no también tus miedos para que se conviertan en certezas y puedas agarrarte de las armas que Dios te dio para mantenerte de pie: sabiduría, confianza en ti mismo (a) y fortaleza, para que cuando el momento de cambiar llegue no caigas.

Dios te dice: Pero el que me obedezca vivirá tranquilo, sosegado y sin temor del mal Proverbios 1:33

No temas más, agárrate de cada una de las promesas de Dios y camina por fe y en victoria, pues al igual que con Josué Dios te respaldará: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas. Josué 1:9

Cada tropiezo no es una derrota, es una lección, no temas caer pues tienes un Padre que te sostiene.

Hoy es el día, ponte en manos de Dios y toma la decisión, arriésgate, camina y cumple lo que has soñado. No estás solo (a).

Al igual que el ave no tiene miedo de que la rama se rompa cuando se posa en ella porque sabe que tiene alas para volar y no caerá, tú tienes a Dios que no sólo te dará las alas para volar, sino que lo hará contigo.

No le temas a nadie, que yo estoy contigo para librarte. Jeremías 1:8

Deja el temor de lado y comienza a vivir.

musica cristiana gratis


labor secretaMuchas veces pensamos que lo bueno que hacemos no es importante o que nadie valora nuestro esfuerzo. Si bien es cierto que no debemos hacer cosas buenas buscando ser reconocidos o admirados, de todas maneras nos gustaría saber que alguien valora lo que estamos haciendo. Sin embargo, mas allá de la opinión de los demás, tu trabajo y todo lo que haces es de suma importancia.

Recientemente, la familia de Jenny Rivera, fue invitada a una entrevista recordando el año del fallecimiento de la cantante. Una de las cosas que más llamó la atención fue que ella había realizado muchas buenas obras conocidas por el público. Por ejemplo había creado fundaciones contra el maltrato físico y apoyando la lucha contra el cáncer. Pero si bien estas obras eran magníficas, nos enteramos que Jenny no solo se quedaba con eso, sino que en secreto y en silencio ayudaba a todos los que podía. Ya sea en la calle, en un restaurant o un hospital, ella siempre les brindaba su apoyo económico y una palabra de ánimo. Todo esto que ella hacia fuera de un escenario y del alcance de las cámaras, recién salió a luz después de su muerte. Sus padres y hermanos ahora son testigos de los frutos del amor que ella había sembrado. Día a día siguen recibiendo las muestras de afecto y gratitud de las personas a las que Jenny había ayudado.

Lo que ella sembró en lo secreto, fue puesto al descubierto y reconocido por todos.Tal vez tú estás bendiciendo muchas vidas y sientes que nadie lo reconoce, pues quiero asegurarte que no es así, Dios está tomando en cuenta cada uno de tus actos y tus obras. Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público Mateo 6:6

No menosprecies ni tengas a menos lo que haces por los demás y lo que has logrado hasta ahora, Dios conoce tu corazón. Sigue dando lo mejor de ti para servir a los necesitados cumpliendo tu rol como hijo de Dios, Sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís. Colosense 3:24

Sigue adelante, con la convicción de saber que todo lo que hagas por amor a los demás no es en vano.

alabanza cristiana - reflexion


cristoSe cuenta que una vez asaltaron a Matthew Henry, conocido ministro y comentarista bíblico del Siglo XVIII (1662-1714). Después de lo sucedido, algunos de sus amigos le preguntaron cómo se sentía. Cualquiera hubiera esperado una queja, pero lejos de eso, su respuesta fue: Me siento muy agradecido con Dios… de hecho, tengo cuatro cosas por las cuales estarle agradecido en cuanto a esto que me ha pasado. Primero, le estoy agradecido porque es la primera vez que me asaltan. Segundo, porque me robaron la bolsa y no me quitaron la vida. Tercero, le estoy agradecido porque si bien se llevaron todo lo que tenía encima, esto en realidad no era mucho. Y cuarto, porque me robaron a mí y no fui yo quien robó.

Cuando algo malo nos sucede, tendemos a centrarnos en eso y perdemos de vista las cosas buenas que pueden haber sucedido en medio de las adversidades. Nos olvidamos que Dios tiene el control de nuestras vidas y que Él no permitirá que nada nos dañe.

Y den gracias por todo a Dios el Padre en el nombre de nuestro Señor Jesucristo . Efesios 5:20(NTV)

Puede ser que más adelante veamos de qué cosas nos libró el Señor o quizás nunca lo sepamos con claridad, pero puedes confiar en que no hay lugar más seguro que en sus manos y que si Él permite algo es porque tiene un propósito.

echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

1 Pedro 5:7 No te desanimes, estreses, desesperes y mucho menos reniegues contra Dios por las circunstancias que estás viviendo, dale gracias porque Él tiene cuidado de tu vida y todo tiene un propósito.

 

musica cristiana y adoracion cristiana


musicaPorque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. Lucas 19:10 Mientras Jesús enseñaba, se le acercaron muchos de los que cobraban impuestos para el gobierno de Roma, y también otras personas a quienes los fariseos consideraban gente de mala fama. Al ver esto, los fariseos y los maestros de la Ley comenzaron a criticar a Jesús, y decían: Este hombre es amigo de los pecadores, y hasta come con ellos. Al oír eso, Jesús les puso este ejemplo: Si alguno de ustedes tiene cien ovejas, y se da cuenta de que ha perdido una, ¿acaso no deja las otras noventa y nueve en el campo y se va a buscar la oveja perdida? Y cuando la encuentra, la pone en sus hombros y vuelve muy contento con ella. Después llama a sus amigos y vecinos, y les dice: ¡Vengan a mi casa y alégrense conmigo! ¡Ya encontré la oveja que había perdido!

Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento. (Lucas 15:1-7)

¡Nadie puede escapar de la mirada de Dios! Según la relación que mantenemos con Él, o nos molesta su mirada, o nos tranquiliza. Si conozco a Dios sólo como juez supremo, seguramente que no me sentiré muy cómodo, pero si por la fe le he recibido como mi Padre, como el que me ama y me ha perdonado, entonces estaré feliz de saber que nada escapa de su control, ni mis problemas, ni mis preocupaciones, ni mis dudas, ni mis penas. Seré capaz de reconocer que cada una de esas circunstancias me invitan a acercarme más aún a Él.

Este día El te sigue buscando y te llama por tu nombre. Sabe lo que te impide volver a Él, pero te recuerda una vez más que Te Ama, tal como eres y tan solo espera que dejes hallarte y le permitas que te lleve en sus brazos. Solo bajo su custodia estarás seguro. Ninguna fuerza exterior ni debilidad interior puede arrebatarte de la mano del Buen Pastor, que dio su propia vida por ti, para salvarte.

Acércate sin temor a Aquel que quiere ser tu Salvador y darte la paz que has estado buscando. Al que puedes confiarle todas tus preocupaciones y necesidades, sabiendo que en ningún momento te desamparará ni dejará porque prometió estar contigo todos los días de tu vida. No aplaces el momento de dar ese paso. ¿Quién sabe si mañana ya sea demasiado tarde?

musica cristiana y escuchar musica gratis

 


gritosCuenta la historia que en cierta ocasión, un sabio maestro se dirigía a su atento auditorio dando valiosas lecciones sobre el poder de lo que decimos, y el influjo que ella ejerce en nuestra vida y la de los demás. Lo que usted dice no tiene ningún valor-lo interpeló un señor que se encontraba en el auditorio. El maestro le escuchó con mucha atención y tan pronto terminó la frase, le gritó con fuerza:

Cállate, estúpido!! y siéntate, idiota!!.

Ante el asombro de la gente, el aludido se llenó de furia, soltó varias impresiones y, cuando estaba fuera de sí, el maestro alzó la voz y le dijo: Perdone caballero, le he ofendido y le pido perdón; acepte mis sinceras excusas y sepa que respeto su opinión, aunque estemos en desacuerdo.

El señor se calmó y le dijo al maestro: Le entiendo, y también pido disculpas y acepto que la diferencia de opiniones no debe servir para pelear, sino para mirar otras opciones.

El maestro le sonrió y le dijo: Perdone usted que haya sido de esta manera, pero así hemos visto todos del modo más claro, el gran poder de las palabras: Con unas pocas palabras le exalté, y con otras pocas le calmé.

Las palabras no se las lleva el viento, las palabras dejan huella, tienen poder e influyen positiva o negativamente. . .

Las palabras curan o hieren a una persona. Por eso mismo, los griegos decían que la palabra era divina y los filósofos elogiaban el silencio. Piensa en esto y cuida tus pensamientos, porque ellos se convierten en palabras, y cuida tus palabras, porque ellas marcan tu destino.

Piensa muy bien antes de hablar, cálmate cuando estés airado o resentido y habla sólo cuando estés en paz. Recuerda que las palabras tienen poder y que el viento nunca se las lleva.

Las palabras encierran una energía que bien puede ser positiva o negativa.

Recuerda: Una cometa se puede recoger después de echarla a volar, pero las palabras jamás se podrán recoger una vez que han salido de nuestra boca.

Salmos 39:1 Yo dije: Atenderé a mis caminos, Para no pecar con mi lengua; Guardaré mi boca con freno…

musica cristiana y musica de dios


cristoEn una expedición de caza, una familia se detuvo para almorzar. Los niños jugaban a la sombra de un árbol, distantes de sus padres y del resto de los adultos del grupo. De repente, el padre de uno de ellos, pegó un salto y gritó a su hijo: Échate al piso y éste lo hizo inmediatamente. Los otros en el grupo se impactaron al saber que una serpiente venenosa se arrastraba por el árbol lista para atacar al niño. Si lo hubiese mordido, habría muerto. Sólo el padre del infante vio la serpiente.

Causó asombro la respuesta instantánea del chico ante la orden del padre. Este último explicó el amor permanente que disfrutaban y que cada vez era mayor, tomando como punto de partida la verdad que había en cada uno.

El muchacho no vaciló ante la orden de su padre confió en él y respondió en consecuencia a ello. El padre también esperaba que ese fuera el proceder de su hijo. El reposo que ambos disfrutaron más tarde ese mismo día, fue evidencia del descanso perdurable que Dios tiene para cada uno de sus hijos a medida que aprendemos a confiar en Él.

Dios quiere permanecer en nosotros, y anhela que permanezcamos en Él. Esta permanencia se hace más fácil para unos que para otros.

No siempre es posible saber lo qué Dios ha planeado para nuestras vidas, pero podemos asegurar que cualquier cosa que sea, Él está listo para sostenernos en esa situación y capacitarnos con lo necesario para soportar, mientras ahí Él nos quiera.

La permanencia comienza con la confianza y concluye con absoluto descanso.

Juan 15:4 Permaneced en mí, y yo en vosotros.

 

musica cristiana y escuchar musica online


poemasPero cada uno como el Señor le repartió, y como Dios llamó a cada uno, así haga; esto ordeno en todas las iglesias. 1 Corintios 7:17Cuenta una canción muy conocida que hubo un payasito que tenía el don para hacer reír a los niños; sin embargo, él se sentía infeliz por dentro, le parecía ridículo pintarse la cara, pues anhelaba ser un equilibrista y escuchar aplausos en lugar de risas. Estaba tan absorto en su infelicidad que nunca se percató lo felices que hacía a los demás. Un día tras el ensayo, no pudo resistirlo más y se subió al travesaño, sintió vértigo y ese día, cuando cayó, no habían puesto malla de seguridad. Uno de los trabajadores lo vio y auxilió. El Payasito logró salvar su vida, sin embargo el circo fracasó pues lo niños ya no iban a ver las funciones.

Quedó en silla de ruedas pero finalmente se aceptó como un payasito. En las afueras de la ciudad él tocaba su violín y venían muchos niños a escucharlo. Cuando los veía venir de lejos, se apresuraba a pintarse la nariz como solía hacerlo antes, y si algún niño se burlaba, le respondía: Sería un miserable, sería yo el culpable, si no cumpliese la misión que recibí. Porque aunque fui un fracaso, soy de profesión payaso, no me juzgues mal, Dios me hizo así. Concluye la canción.

Al igual que la canción, muchas veces pasa que anhelamos estar en el lugar de otra persona, deseamos sus talentos y dones, hasta su condición de vida y nos olvidamos que Dios nos ha dado también algo especial a cada uno de nosotros.

Todos tenemos algo que dar y con lo que podemos resaltar, no tenemos que estar deseando lo que los demás tienen para ser felices, sino trabajar con lo que tenemos, ahí estará nuestra felicidad.

Tú tienes un gran potencial que Dios te ha dado ¿Ya lo descubriste? ¿Lo estás explotando? o ¿Aún intentas ser un acróbata siendo que tienes todo el talento para ser un gran payasito?

El mundo necesita de ti, así como eres, mírate como Dios lo hace, con amor y con un gran potencial para bendecir tu entorno.

No obstante, él nos ha dado a cada uno de nosotros un don especial mediante la generosidad de Cristo Efesios 4:7

musica cristiana y alabanzas cristianas

 


cristianaCuentan que un día un campesino le pidió a Dios le permitiera mandar sobre la Naturaleza para que -según él – le rindieran mejor sus cosechas. ¡Y Dios se lo concedió! Entonces cuando el campesino quería lluvia ligera, así sucedía; cuando pedía sol, éste brillaba en su esplendor; si necesitaba más agua, llovía más regularmente; etc. Pero cuando llegó el tiempo de la cosecha, su sorpresa y estupor fueron grandes porque resultó un total fracaso. Desconcertado y medio molesto le preguntó a Dios por qué salió así la cosa, si él había puesto los climas que creyó convenientes.

Pero Dios le contestó – Tú pediste lo que quisiste, más no lo que de verdad convenía. Nunca pediste tormentas, y éstas son muy necesarias para limpiar la siembra, ahuyentar aves y animales que la consuman, y purificarla de plagas que la destruyan…-

Así nos pasa: queremos que nuestra vida sea puro amor y dulzura, nada de problemas.

El optimista no es aquel que no ve las dificultades, sino aquel que no se asusta ante ellas, no se echa para atrás. Por eso podemos afirmar que las dificultades son ventajas, las dificultades maduran a las personas, las hacen crecer.

Por eso hace falta una verdadera tormenta en la vida de una persona, para hacerla comprender cuánto se ha preocupado por tonterías, por chubascos pasajeros.

LO IMPORTANTE NO ES HUIR DE LAS TORMENTAS, SINO TENER FE Y CONFIANZA EN QUE PRONTO PASARÁN Y NOS DEJARÁN ALGO BUENO EN NUESTRAS VIDAS.

Habacuc 3:17-19 Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos; aunque mienta la obra de la oliva, y los labrados no me den ni para mantenerme. Aunque las ovejas sean quitadas de la majada y no haya vacas en los corrales; con todo eso yo me alegraré en el Señor y me gozaré en el Dios de mi salvación. El Señor es mi fortaleza… y me hará andar sobre alturas.

Nahúm 1:7 Bueno es Dios para fortaleza en el día de la angustia; y conoce á los que en él confían.

musica de dios y musica cristiana


alabanzasEntonces Jehová dijo a Gedeón: Con estos trescientos hombres que lamieron el agua os salvaré, y entregaré a los madianitas en tus manos; y váyase toda la demás gente cada uno a su lugar. Jueces 7:7 Gedeón acompañó la idea de Dios, y salió a combatir a los madianitas con treinta y dos mil hombres. Esa era su idea, pero Dios no pensaba lo mismo. Gedeón quiso tener cantidad de guerreros para asegurarse la batalla, pero con Dios eso es diferente. Dios miraba el corazón de ellos y buscaba fe.De los treinta y dos mil hombres, Gedeón sólo puedo quedarse con trescientos ¿Por qué? Porque Dios había visto sus corazones y había encontrado en ellos acciones de fe. Con sólo esos valientes Gedeón iba a tener la victoria. Trescientos valientes que confiaban en Dios. Fíjese que además ellos tenían armas no convencionales, una tea ardiendo, un cántaro y una trompeta. Pero eso bastaba para la victoria. De esa manera se mueve Dios. Aunque a veces nosotros no lo podamos entender. Sólo hay que obedecerle.

Gedeón era un hombre temeroso, pero Dios lo llamaba esforzado y valiente. Así lo veía Dios y así debemos vernos nosotros, como él nos mira. Al Señor le alcanzaba con esta gente que creía y confiaba en Él. La calidad de sus corazones era la más poderosa arma que ellos podían llevar a la batalla.

En Zacarías 4:6 leemos: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos. ¿Lo entiende? Lo importante es estar del lado de Dios, tener un corazón obediente y lleno de fe. Si usted lo alimenta cada día con la Verdad, su fe irá en aumento y cada vez le costará menos creerle a Dios. Si Dios lo dijo, así será. Usted está en los planes de Dios y está formando su vida. Él lo está impulsando conforme a Su propósito y lo va a respaldar de todas las formas. Se va a dar cuenta que lo que era un problema, se transformará en una victoria y un testimonio de bendición. Lo que parecía que no lo dejaba alcanzar su destino de bendición va a quedar atrás. Dios mira a las personas que están dispuestas a hacer las cosas a Su manera, por eso dijo que debían ir sólo esos trescientos.

Puede seguir leyendo la historia a lo largo de los versículos siguientes para comprobar que por medio de un paso de obediencia y confianza, usted puede levantarse con la fuerza de Dios.

Oración: Padre, hoy me declaro un vencedor porque posiciono mi corazón en obediencia a tu palabra. Aumentaré mi fe cada día con el alimento que sale de tu boca y aunque mis enemigo parezcan más, sé que de tu mano la victoria está de mi lado. Lo creo, en el nombre de Jesús, amén.

musica cristiana y musica de dios


grande y fuerte es nuestro diosA veces hay una incomodidad en tu vida que no te permite tener paz, esa sensación que turba tu mente y tu espíritu producida quizá por diferentes episodios que has tenido que vivir los últimos días. Y es que pareciera que hay días que andamos en rachados, recibimos diferentes problemas, enfrentamientos, discusiones o palabras que lo único que han hecho es distraernos, ponernos de mal humor quizá o simplemente desanimarnos. Y es que el hecho de que te desanimes por situaciones como esas no es cosa anormal, somos vulnerables todos, por muy fuerte que creas que eres, hay momento en donde todo acumulado te hace sentirte cansado, débil, sin fuerzas, con ganas de rendirte o de parar.

Son difíciles esos momentos en donde existe una incomodidad que no sabes identificar exactamente porque está allí o que la produjo, en donde solo puedes deducir que es el resultado de tus últimos días.

> Para esos momentos en donde te sientes incomodo, cansado, desgastado, sin fuerzas y con sensaciones de no querer seguir, hay una formula maravillosa que nunca falla.

En esos momentos en donde lo que quisiéramos es salir huyendo hacia algún lado para olvidarnos de todo, lo que realmente necesitamos es ir a un lugar a solas, cerrar nuestros ojos, pensar en el Señor y hablar con toda sinceridad con Él, cuéntale como te sientes, cuéntale lo que te pasa y entonces algo maravilloso pasara.

De pronto sentirás tus lagrimas correr sobre tus mejillas, como consecuencia de tu encuentro con Dios, quizá lloraras como un niño, pero que lindo es que estas en los brazos de tu Padre. Llorar no es malo, al contrario muchas veces nos ayuda a sacar aquello que hasta ese momento no podíamos sacar, es como que si Dios hubiera creado el llanto como un escape a esas emociones encontradas y a esos episodios de tristeza que sentimos.

Después de estar delante del Señor por algunos minutos estoy seguro que te sentirás mejor, pues la idea no tendría que ser rendirse, al contrario, la idea es recobrar el ánimo, las fuerzas y la voluntad para seguir luchando.

Hay una cosa que tienes que entender y es que a pesar de las diferentes situaciones que te toquen experimentar, Dios estará contigo, Él nunca te dejará, Él estará a tu lado aun en esos momentos de crisis, aun en esos momentos de confusión, y es que el hecho que te sientas sin fuerza y cansado, no quiere decir que Dios no esté allí para abrazarte y que recobres la fuerza.

Quizá hoy te sientas cansado y sin fuerzas, pero un encuentro personal con Dios puede cambiar tu actual estado, por eso hoy quiero motivarte con todo mi corazón a que vayas y deposites delante del Señor todas esas cargas que te han estado agobiando, ¿Cómo?, pues ve a un lugar a solas, cierra tus ojos, piensa en el Señor y comienza a hablar con Él como hablaras con tu mejor amigo, entonces Dios comenzara a abrazarte y a renovar tus fuerzas, porque Él está allí mismo contigo.

¡Vamos! ¡Levántate! Ve a ese encuentro maravilloso con tu Señor y estoy seguro que saldrás renovado totalmente, porque en esos momentos en donde nos sentimos cansados y sin fuerzas, lo que realmente necesitamos es encontrarnos con nuestro Padre.

El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas. Isaías 40:29 (Reina-Valera 1960)

musica cristiana y alabanzas cristianas